Alien: Resurrección

Título original: Alien Resurrection

Año: 1997

Nacionalidad: Estados Unidos

Director: Jean-Pierre Jeunet

Reparto: Sigourney Weaver, Winona Ryder, Ron Perlman, Dan Hedaya, J.E. Freeman, Brad Dourif, Michael Wincott, Leland Orser, Raymond Cruz, Dominique Pinon, Gary Dourdan

Sinopsis y críticas

Adquirirla online

Por Halmudein.

Alien Resurrección…

… O cómo plasmar cinematográficamente ese refrán tan castizo que dice que quien mucho abarca, poco aprieta. Sinceramente, desconozco la envergadura con la que cuenta Jean-Pierre Jeunet, quien se puso al mando de esta cinta estrenada en 1997, para sostener lo que quedaba de un xenomorfo que ya venía herido de muerte desde la tercera entrega de la saga. Lo que es seguro es que, bien por apretar demasiado una franquicia que, en opinión de los más acérrimos fans de la saga no debiera haberse extendido más allá de la todopoderosa herocidad desplegada en la segunda entrega,  bien por flojear en una demostración absoluta de desidia generalizada….el resultado es una película ramplona cuyas ganas de abandonarla en el olvido la sitúan a la altura de secuelas tan (poco) memorables como Pocahontas 2, Grease 2 o cualquier proyecto en el que se viese involucrado Nicholas Cage después de Living Las Vegas.

weppg

En esta ocasión los hechos transcurren doscientos años después de la muerte de Ripley. Como parece ser que con la otra joya del cine (eeeem….NO) que supuso la tercera película no tuvo suficiente con su excelsa aportación (eeeeeeeeeeeeeem… NEIN) en forma de grandiosa idea de cargarse el alma máter de la saga, parece ser necesario hurgar en la herida. Pero podemos estar tranquilos ya que,guionistas y productores, no eran ajenos al hecho de que Alien, en definitiva, era un accesorio estéticamente espantoso, terrorífico y con una extraña filia por emular  en una versión ligeramente más gore a Debbie Reynolds emergiendo de una tarta de cumpleaños en Cantando bajo la lluvia, sí. Pero, “No Ripley, no party”.

Yo me imagino semejante brainstorming celebrado en un contexto análogo a un código ictus para guionistas:

  • GUIONISTA 1: Muy bien señores, lo de matar a la protagonista funcionó regular…
  • GUIONISTA 2: La cagamos, jefe…
  • GUIONISTA 1: REGULAR, he dicho. Bueno, ¿Qué podemos hacer?

(3 horas y 10 litros de café más tarde)

  • GUIONISTA 3: Eeeeh tíos, he tenido una gran idea…¿Y si la resucitamos?
  • GUIONISTA 2: Pero ¿qué dices? ¿Resucitar? Eso está muy visto.
  • GUIONISTA 3: Meeeeeeh, Jesucristo lleva haciéndolo en más de 50 películas…incluso Mel Gibson podría hacerlo, tío.
  • GUIONISTA 2: Vale, ¿y el título?

(4 días de encierro después)

  • GUIONISTAS 1: Chavales….I’VE GOT IT!

Esa es la única explicación plausible que se me ocurre. Que, sinceramente, a mi lo que me hubiera gustado ver fue la cara de Sigourney Weaver escuchando esta serie de despropósitos. Porque quizás sus gritos no se escuchen en el espacio, pero las voces que le tuvo que pegar a su agente por no conseguirle un telefilm de mayor categoría tuvieron que llegar hasta Andrómeda.

Sin embargo, Ripley no resucita sola, ya que en esa suerte de descalabro genético que se traen con el ADN (porque clonar a una persona es sencillísimo si tienes una cabina de solarium y una iluminación en el laboratorio sustentada a base de cañones de luz de discoteca de polígono)…resulta que la RCP genética se la hacen también a la Reina Alien.

content_tumblr_mapyuqyasz1rhq7xgo1_500

El resto de la película podría resumirse en una comicidad apta para amantes del cuñadismo intergaláctico y una concatenación carente de sentido de escenas de acción en las que una Ellen Ripley androide parece una caricatura de sí misma. Dicha “evolución del personaje” supone un hecho profundamente lamentable si tenemos en cuenta que este personaje es considerado, junto al de la princesa Leia, como una de las madres del resto de heroínas de este género (demasiado pocasaún, por cierto) que habrían de venir después. Ah bueno, y también aparece Winona Ryder (Sí, lo sé. Nadie se acordaba. Ni siquiera ella).

Alien: Resurrección es una manifestación  de finales del siglo XX de la que hoy es una necesidad acuciante: generar nuevas historias en lugar de agotar los recursos de las consideradas obras maestras. Actualmente, vivimos un momento en el que los números en taquilla van en favor del CGI y en detrimento del diálogo. En una industria que cada vez se decanta más por el blockbuster de gran invesrsión, el crossover superheroico y donde los mejores guionistas ven sus ideas plasmadas en el mundo paralelo de las series, la cinefilia se encuentra en horas bajas para volver a enamorarse.

Sigourney Weaver decidió no alzar más su voz más allá de la estratosfera.

Esperemos que el retorno de Ridley Scott a la saga no termine por enmudecer a Michael Fassbender.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: