Alien 3

Título original: Alien 3

Año: 1992

Nacionalidad: Estados Unidos

Director: David Fincher

Reparto: Sigourney Weaver, Charles S. Dutton, Charles Dance, Paul McGann, Ralph Brown, Brian Glover, Danny Webb, Lance Henriksen, Pete Postlethwaite

Sinopsis y críticas

Adquirirla online

 

– Por PGA_cine.

284142-cine-ciencia-ficcion-alien-3

Tengo cariño a la saga Alien. No soy fan incondicional de su universo, pero tiene tantas buenas ideas y tantísimo potencial aún por desarrollar que creo inevitable seguir su trayectoria. El Alien de Scott era space horror, la única entrega de la saga de terror puro y sin contemplaciones: diseños del monstruo impecables y aterradores, escenas de choque que aún hoy resultan angustiosas. Mantener en vilo a la audiencia y estirar la tensión hábilmente sorprendiendo y rompiendo muchas barreras del género de terror. Aliens, sin embargo, fue puro Cameron: espectacular, acción directa y muchos clichés que no nos importan porque 1) los personajes tienen suficiente carisma y están bien trazados, y  2) La acción es constante y muy imaginativa. Es, a casi todos los niveles, una secuela perfecta: recoge elementos de la mitología de la original, los amplía (Reina Madre) y aporta un nuevo marco (el género de acción) y un nuevo desarrollo de sus personajes y las posibilidades de nuestro amado xenomorfo. No copia, no repite, pero tampoco es una película que nada tenga que ver con la original y que respeta ciertas normas internas de la saga y la coherencia dentro de las propias películas.

Así que con Alien 3 se planteaba la posibilidad de volver a dar un golpe en la mesa, a ser posible tan comercial como el de Cameron, o de volver a la fórmula original e intentar que la fuerza de una incipiente saga ya suficientemente conocida hiciera el resto. Algo entre los dos puntos, o un  intento de ello, fue el fallido aporte de un novato David Fincher a la saga del Xenomorfo. Por una parte, emular el terror de la original y la angustia de estar acorralado por un único xenomorfo, de nuevo amenazante tras la indiscriminada matanza de la segunda parte que los había reducido a amenazas despreciables. Por otra parte, convertir el eje de la trama en un drama carcelario que hiciera de Ripley protagonista absoluta y diera pie a un desarrollo del personaje que, por desgracia, nunca llegamos a ver. Conversaciones solemnes, oscuridad, ambientes opresivos y una sensación de desesperanza que se tornaba aburrimiento al descubrirse las cartas de una inconexa película que no tarda en hacer aguas.

rhtwlw5e4nuc5xvug8q8

La dirección calmada de Fincher, de planos fijos y solemnes travellings, no funciona. Es estática, fría en el peor de los sentidos. Se convierte en una película poco dinámica, nada angustiosa. Sus pocas escenas brillantes, como la ya icónica de la fotografía superior, no son suficiente para levantar un film que apuesta por la fuerza de un guion que pasa de medianamente interesante a anodino y de ahí al ridículo y forzado final. Los personajes, a los que se intenta dar profundidad psicológica tras las meras aunque carismáticas y bien llevadas herramientas de las anteriores, acaban por ser olvidables. Una lástima que un punto que en sí podría haber funcionado muy bien sea un lastre más en la cinta.

Algo habrá que rescatar. No será la anodina banda sonora, desde luego. Ni el caótico montaje, que hace más daño que bien (aunque rompo una lanza por el montaje extendido posterior, que al menos conforma mejor el tono de la cinta y resta una pizca de ridículo al final). Si lo es la fotografía, cobriza y oscura pero visible. El tono de la película no acaba de arrancar pero la dirección de fotografía hace gran parte del trabajo, y se agradece. Las actuaciones son aceptables, pero poco tienen que hacer con el pobre material del guion. El resto del declive de la cinta corre a cargo de un diseño, mitad animatrónico pobre mitad anticuado CGI, que convierte al alien en una risible rata que corretea por pasillos interminables hasta producir más cansancio que verdadero terror.

alien-3-screenshot-2

Al final, queda una película que poco aporta, si no nada. Personalmente, acabo teniendo más aprecio por la divertida y loca bizarrada, plástica y casi comiquera, que es Alien Resurrection. La fuerza de lo visual, el divertimento sin pretensiones a lo más pura serie B y alguna que otra idea genial hacen que al menos esta sea entretenida y se atreva a innovar en el tono de la saga, que estaba ya hundiéndose y tendría que esperar a algún que otro spin-off desagradable y una precuela tan ambiciosa como mal ejecutada antes de volver a la carga con la malograda Covenant. Pero eso queda en manos de mis compañeros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: