Carol

Título original: Carol.

Año: 2015.

Nacionalidad: Reino Unido.

Dirección: Todd Haynes.

Reparto principal: Rooney Mara, Cate Blanchett, Sarah Paulson, Kyle Chandler, Jake Lacy, Cory Michael Smith.

Reseña y críticas: http://www.filmaffinity.com/es/film584711.html.

Tráiler en español: https://www.youtube.com/watch?v=zG8bSeE64OI.

Adquisición en Amazon: http://amzn.to/2brty8L.

“Nuestras vidas están puestas delante de nosotros. Un amanecer perpetuo”

Carol Aird

¿Puede el amor entre las personas afianzarse hasta el punto de poder rebasar cualquier obstáculo, prejuicio o ataque que trate de desbaratarlo, y convertirse en la principal y única fuerza impulsora de quienes lo profesan? A lo largo de su existencia el ser humano, en tanto ente social y sentimental, se ha planteado a menudo esta cuestión, y son muchas las creaciones intelectuales que han buceado en ella, tratando de proporcionar una respuesta. Cada poeta, cada novelista, cada director de cine o teatro han aportado sus propias opiniones a través de sus obras. Pero en 1951 la escritora estadounidense Patricia Highsmith (1921 – 1995) reformuló dicha pregunta por medio de un enfoque diferente, trasladándola al ámbito de las relaciones lésbicas, algo insólito en aquel tiempo. Lo hizo a través de la novela romántica El precio de la sal, que, no obstante las excelentes críticas que recibió, fue rechazada por los editores de entonces debido a su temática, considerada impúdica por la conservadora sociedad del momento. No fue hasta 1989 cuando el manuscrito, rebautizado Carol, vio al fin la luz. Y en 2014 el cineasta californiano Todd Haynes rescató el texto, a partir del cual elaboró el guión de la película homónima. Una coproducción anglo-estadounidense estrenada en 2015, y que se convirtió por derecho propio en la gran revelación cinematográfica de ese año.

Convencido de la fuerza dramática de la obra original, Haynes respetó en su puesta en escena todos los detalles expuestos en el libro, desde las idiosincrasias de los personajes hasta el lugar de la acción, que se mantuvo en el Manhattan de principios de los 50. En ese escenario Therese Belivet (Rooney Mara), una ingenua y virginal veinteañera amante de la fotografía que trabaja como dependienta en una juguetería, conoce Carol Aird (Cate Blanchett), devota madre y esposa atrapada en un matrimonio de conveniencia con el arrogante Harge Aird (Kyle Chandler). Ni la diferencia de edad, ni los opuestos niveles sociales que cada una ocupa, impiden que se forje entre ellas una sólida conexión espiritual, que no tarda en transformarse en amor. Sin embargo, su relación se verá seriamente comprometida por los prejuicios de la época, abiertamente homófoba, y que podrían desembocar no sólo en el ostracismo público de ambas, sino, en el caso de Carol, incluso en la pérdida de la custodia de su hijo.

Carol02

Si bien es cierto que el cine reciente ha abordado en más de una ocasión el delicado tema de las relaciones homosexuales, no todas las creaciones del celuloide pueden vanagloriarse de la calidad que Haynes ha sido capaz de imprimir a su vástago. Apoyado en un guión firme, el conjunto, del que mana el aroma pausado y reflexivo de las producciones clásicas de antaño, carece de artificios gratuitos, de frases altisonantes, de diálogos metafísicos que traten de forzar un pensamiento en la mente del espectador. Por el contrario, el director opta por mostrar la dura realidad a la que las dos protagonistas han de enfrentarse en toda su compleja simplicidad, contando con el único, y a la vez inapreciable, consuelo de tenerse la una a la otra. Una historia profunda y hermosa, sencilla y directa como lo es el buen amor; desgarradora a veces, sí, pero también esperanzadora.

Por supuesto, y pese a las bondades del guión, ninguna trama de tal complejidad puede funcionar en pantalla sin el trabajo de un buen plantel de actores. Es por ello por lo que buena parte del mérito del éxito cosechado por Carol radica en la labor del elenco protagonista. Como mascarón de proa del mismo, la veterana Cate Blanchett vuelve a demostrar por qué aún hoy es una de las intérpretes más prestigiosas del panorama cinematográfico actual. Su construcción del personaje de Carol destila fuerza y determinación en su cruzada por preservar el amor que la embarga, pero también la fragilidad de quien sabe que su causa, aunque noble y justa, sostiene una batalla contra el resto del mundo. No fue casualidad que, en la edición de los Premios Oscar del pasado año, la de Blanchett fuese una de las seis nominaciones lograda por esta cinta, en la categoría de Mejor Actriz.

Carol03

Sin embargo, fue finalmente la joven Rooney Mara quien pudo alzar un galardón en reconocimiento de su esfuerzo, gracias al beneplácito del jurado del Festival de Cannes. Su caracterización de la inocente Therese, confusa ante el aluvión de sentimientos que la desborda, aunque segura del amor que siente por su compañera de fatigas, le valió el aplauso unánime de la crítica internacional, reforzando su condición de promesa del cine, que enarbola desde que, en 2011, sorprendió a los espectadores con su rol de Lisbeth Salander en la adaptación estadounidense de la novela sueca Los hombres que no amaban a las mujeres, dirigida por David Fincher.

Con Carol, director y reparto escarban hasta lo más profundo de las pasiones humanas, positivas y negativas, y logran, pese al dramatismo del conjunto, proporcionar una respuesta no exenta de ilusión y felicidad a la pregunta antes planteada. Pues nada hay tan valioso como el amor, ni nada tan inquebrantable como el sincero deseo de protegerlo contra los embates del Universo.

Un comentario sobre “Carol

Agrega el tuyo

  1. ¡Genial entrada, compañero! La película es de lo mejor que se ha estrenado en los últimos tiempos, tan tenue, tan tierna, pero a la vez tan poderosa. Se nota la mano experta y el mimo que le pone Todd Haynes a una historia fantástica de por sí. Por algo es uno de mis directores favoritos, para quien quiera indagar un poco más, les recomiendo “Far from heaven” (con una estupenda Julianne Moore) y una de mis preferidas, “Velvet Goldmine” (sobre la que espero reflexionar pronto en el blog).

    Una pena que Blanchett no se llevase el Oscar, se lo merecía. Me suena que hubo cierta pugna entre ambas actrices – probablemente, alimentada por sectores de la prensa más “picapleitos” – debido a la nominación al Oscar; Mara argumentaba que ambas eran protagonistas y, por tanto, ella debía competir en la misma categoría que su compañera. Sin embargo, los estudios no estaban de acuerdo y de ahí su nominación como actriz de reparto.

    Sí me gustaría destacar, por último, el “papelón” que hace Sarah Paulson en la película. Esa amiga eterna que apoya, que no juzga ni reclama y que está ahí para todo.

    En definitiva, un elenco coral para una buena historia y una mejor dirección.

    ¡Gracias, compañero!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: