El método.

Título original: El método

Año: 2005

Dirección: Marcelo Piñeyro

Reparto principal: Carmelo Gómez, Adriana Ozores, Natalia Verbeke, Ernesto Alterio, Eduardo Noriega, Najwa Nimri y Eduard Fernández

Reseña y críticas

Trailer

Adquirirla en Amazon

Nuestra entrada de hoy va dedicada a la película española “El método“. Esta película, estrenada en año 2005 y dirigida por el argentino Marcelo Piñeyro, es una adaptación de la obra de teatro “El método Grönholm”.

Quizás no os suene mucho la película, así que lo primero que haremos es contaros el argumento brevemente: Un grupo de personas se presenta a una entrevista de trabajo en una oficina. Tras cumplimentar los preceptivos formularios con sus datos, se dan cuenta de que les han encerrado. A partir de ahí, tendrán que afrontar diversas pruebas para hacerse con la vacante.

Como siempre, sin ánimo de spoilear, nos adentramos en las profundidades de la trama. Ésta vuelve a situarse dentro de una sala (de una oficina) donde los candidatos son encerrados. Seguramente os habrá venido a la mente la sala del jurado de nuestra anterior película, Doce hombres sin piedad, pero nada tienen que ver, ¡calma en las filas! No tenemos intención alguna de repetirnos, queridos lectores.

Como decíamos, los aspirantes al puesto que no se conocen entre sí – salvo dos de ellos y brevemente, parece ser – deben rellenar una serie de formularios previo al comienzo de las pruebas. Con un simple hecho como es el de entregar y recoger los mismos, ya comenzamos a ver las personalidades de todos y cada uno de los candidatos. Desde aquellos que se muestran cansados de tanto papeleo, hartos incluso en según qué casos, hasta los que lo consideran necesario y hasta positivo. Poco a poco, las pruebas – de carácter colectivo, principalmente –  comienzan a sucederse y nos adentramos en la primera de ellas: ¿Nos está vigilando? ¿Hay video cámaras? ¿Quién nos hace las pruebas? ¿Psicólogos? ¿Están entre nosotros? – guiño, guiño – ¿Qué quieren evaluar, ver y analizar? ¿Podré comerme ese caramelo de ahí que nadie parece ver sin que llueva y truene?

44

En consecuencia y, como habréis adivinado, las sospechas aumentan y cada uno defiende su fuerte. Sin embargo, no es ése el objetivo de ese proceso de selección; a medida que avanza el metraje se van dando cuenta que la idea es verlos interactuar y, por supuesto, ver cómo se van eliminando uno a uno. Es aquí cuando comienza a incrementarse la tensión pues cada uno adopta su posición y comienza a defenderse, o mejor dicho, a atacar para no ser el próximo en abandonar el barco. Baste recordar las primeras bajas: un ejecutivo cuyo pasado profesional queda en entredicho, la (gran) secuencia en el que han de argumentar qué podrían aportar al grupo si estuviesen en un refugio – además de sus conocimientos profesionales para el perfil requerido – , o la escena de la “pelota” en la que los candidatos deben responder en inglés cuando ésta esté en sus manos y, a continuación, pasársela a su compañero para proseguir el “juego”.  Estas dos últimas escenas referidas son muy reveladoras y dan lugar a la reflexión: desde la llamativa minoría del género femenino en esa sala hasta cómo rozan – y muchas veces sobrepasan – la humillación y el “pisoteo” al compañero.

Según avanzan los minutos van quedando menos aspirantes por lo que aumenta exponencialmente el grado de tensión y podemos atisbar que la situación se convierte en un “sálvese quien pueda” – si es que no lo era desde el principio –. A la par, en una de las pocas secuencias exeriores que se nos muestra, nos hacen partícipes de una realidad en la que está teniendo lugar una manifestación de carácter social y que va a jugar un rol muy importante en el tramo final del film.

Dado que no queremos revelar el susodicho final – os sugerimos verla aunque se os haga larga, ¡no me seáis!os dejamos más preguntas para reflexionar de esta película: ¿funcionan en vuestra opinión las entrevistas colectivas? ¿Es un método eficaz el usado en la película? ¿Es lícito la forma que tienen de llevarlo a cabo en la misma? ¿Vale “todo” en esta historia con tal de hacerse con el puesto vacante?

A modo de inciso, os dejamos un par de páginas webs que hablan sobre este tipo de estudio psicológico usado en entrevistas colectivas o de grupo, por si os interesa saber más:

http://blogdeorientacion.blogspot.com.es/2009/07/el-metodo-gronholm.html

https://es.wikipedia.org/wiki/Assessment_center  Sobre técnicas de selección principalmente usadas en Estados Unidos.

Como siempre os decimos, nos encantaría leer vuestras opiniones. ¡Animáos! 😉

¡Hasta la próxima, cafeteros cinéfilos! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: